Cristina Maya

DATOS BIOGRAFICOS

CRISTINA MAYA

-Poeta nacida en Bogotá. Hizo sus primeros estudios en el Institut de

LAssomption París-Francia.

– Es Licenciada en Filosofía y Letras de la Universidad de los Andes.

-Miembro de Número de la Academia Colombiana de la Lengua y Correspondiente de la RAE.

-Miembro Correspondiente de la Academia de Historia de Bogotá.

– Fue Profesora de Cultura Griega en la Universidad de los Andes.

-Catedrática de Literatura Colombiana e Hispanoamericana en las Universidades de la Sabana y Jorge Tadeo Lozano.

-Fundó los primeros talleres de literatura de la Universidad de los Andes.

-Dirige desde hace quince años una tertulia literaria en la biblioteca de su padre Rafael Maya.

-Premio Nacional de Poesía Casa Silva (El amor en la Poesía) Bogotá 2014.

– LIBROS DE POESÍA: De pie sobre la vida, Bogotá, Ediciones del PEN Club de Colombia (1991). Las voces de la casa, Bogotá (2005), Edición de la Universidad Nacional de Colombia. La estación del silencio, Bogotá Editorial ABC (2006). El sueño de Isis, Bogotá Editorial ABC (2006) . Ciudad Desierta, Bogotá (2010-2014) Poemas inéditos. Los vestigios del tiempo, Bogotá, Editorial Trilce, 2014.

-LIBROS EN PROSA: Jorge Rojas y la Generación de Piedra y Cielo, Academia Boyacense de Historia, Bogotá (2006). Águeda Pizarro por Cristina Maya, Ediciones Embalaje del Museo Rayo, Roldanillo 1996. Obra Crítica de Rafael Maya, 2 tomos. (Prólogo, selección y datos biográficos por Cristina Maya) Bogotá, Banco de la República, 1982. Historia y Mito en la novela de Antioquia, Universidad de los Andes (1981).( Inédito) Antología poética de Rafael Maya, (Selección y prólogo por Cristina Maya) Bogotá, Logytech Mobile de Colombia,2010.

-Es autora de más de treinta ensayos sobre literatura colombiana e hispanoamericana publicados en revistas literarias y suplementos literarios.

DESOLACIÓN

Crece la noche

en su fragor secreto de resinas,

como un hilo de sangre en la espesura

crece la noche

sin otra voz que el sordo murmurar del tiempo.

La luna eclipsa su presencia

y como sombra tenue

se posa entre las ramas desoladas,

en los oscuros quicios de las puertas,

en los senderos olvidados

donde la luz naufraga de nostalgia.

Un preludio de alas

anuncia el vuelo de la tarde

y mientras crece la noche,

yo escucho la canción de los crepúsculos,

la voz oscura del misterio que enreda sueños

en el telar vicioso de las horas

y mece entre los mágicos follajes,

las larvas del silencio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s