Cafés literarios

Nuestros deseos era destacar los cafés literarios de Buenos Aires, como los hubo en otra época. Reuniones de escritores, por ejemplo, El Grillo de papel, que luego fue la revista mítica El Escarabajo de Oro, pero nos dimos cuenta, tarde ya, que cuando nos lanzamos a pensarlos, siempre detrás de un CAFÉ LITERARIO, hay editores a la espera de clientes. Y eso está bien. No lo vemos mal ni en un “fuera de foco”, pero por ello decidimos sólo hablar sobre qué es un café literario. ¿Y por qué? Se preguntarán ustedes, qué pasa, qué tiene de mal esto o de bien, digamos, pero sí, tenemos un motivo y es el siguiente: La GuKa, revista auspiciada hasta el año pasado por la Biblioteca Nacional tenía la consigna que NO. No se podría tener auspiciantes si un organismo del estado nos apoyaba. Todo cambió este año, pero queda la impronta de que así fue y que nadie nos ofreció hasta ahora auspicio. Somos un grupo independiente que sigue adelante con el proyecto. Que quiere impulsar a todos aquellos que desean escribir y a quienes, por una razón u otra no pudieron hacerlo. Que tengan el premio que tanto esperaron, que sean y estén presentes en una presentación de premios. En fin… nos quedamos sin decir que sigan adelante todos. Que cada uno tiene sus particularidades, que los cafés siguen mostrando a quienes desean leer, difundir, mostrar sus trabajos.

Que es muy grato verlos trabajar y enseñar de una manera u otra cómo la literatura circula. Que algunos quieran que digamos si es bueno o malo. No. No lo vamos a decir porque el concepto de “lo estético” pasa por distintos momentos y diferentes criterios. Hay quienes prefieren lo poético romántico. Hay quienes desean el terror. Hay quienes se pasan un domingo de lluvia con literatura histórica. Cada quien elige qué hacer. Pero si alguna editora estuviera con nosotros, lo diríamos con apertura y con sinceridad total. Pero no queremos que quienes nos sigan nos digan, mirá, mostraron al café de Juan porque está tal o cual editora detrás y tienen su arreglo.

Todavía nos bancamos solos. No sabemos hasta cuándo y cuando no se pueda seguir,  les vamos a pedir ayuda a quienes nos siguieron durante once años. Y ahí si… que las editoras, quienes sean ellas nos digan: muchachos estamos aquí. Les damos el papel para la revista papel, o bien alguna librería que nos diga, manden la revista que la difundimos y a sus escritores también sus libros. En ese caso, abriremos las puertas con el interés que todo auspicio conlleva.

Muchas gracias. Con agradecimiento por comprender el sentido de por qué en un principio se solicitó información  acerca de los cafés, pero bueno… nos dimos cuenta que no. Que los editores, siempre colaborando con los escritores también tengan en cuenta la circulación de la información que una revista de once años supone.

Un saludo y que sigan reuniéndose y leyendo y que la cosa circule.

Anuncios

One Comment

  1. ¡¡¡ánimo…alegría… fortaleza… ímpetu… anhelo… oración y mi energía más fogosa para que podamos seguir comunicando e intercambiando ideas, pensamientos, deseos… ¡¡¡y por fin logros!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s