ENCUENTRO DE ESCRITORES LATINOAMERICANOS Y DEL CARIBE POR EL DERECHO A LA MEMORIA

Este primer número de la revista está dedicado al “Segundo encuentro de escritores y poetas Latinoamericanos y del Caribe por el derecho a la memoria”.
Los encuentros tienen un sentido y un sinsentido, quienes hacemos GuKa sabemos que es más saludable el sinsentido de los hechos, que buscarle su lugar y su punto exacto en el balance del universo.
Preferimos la lógica del error, del malentendido, de la risa que provoca lo supuestamente ridículo, preferimos, si, reír y darle a la vida ese curso sinuoso que sorprende en lo cotidiano.
Mientras empezábamos a hacer este número de la revista, el hecho trágico, si tra-gi-co e incomprensible, desde una perspectiva existencial, el accidente más insoportable y quizá más grande de la historia sucedía en otro punto de nuestro país.
Se hacía intolerable hablar de poesía mientras el llanto de madres, hijos, abuelos buscaban desesperadamente cuerpos de sus familias y seres queridos, esto también sucede, buscarle el sentido es descubrir el sinsentido de  imágenes fuertes, palabras inútiles y desencuentros posibles.
Como ciudadanos que convivimos en esta Argentina que recibirá la palabra de hermanos de Latinoamérica,  no podemos dejar de referirnos a esas imágenes. Gente parada en el andén de una estación de trenes mirando muertos, sus seres amados, atrapados en cinco o seis metros, entre hierros retorcidos, vías, cuerpos, sangre. Un mirar al vacío.
La poesía es el amor, también y fundamentalmente el dolor, esto es lo que constituye la memoria de los pueblos, esto es la historia que tiene el derecho de destacar que, los redactores de Guka, no pudimos con nuestra vida poética y fuimos hasta allí, hasta donde se necesitaba una Camella que ayude con el llanto, con la desesperación, con el dolor.

Fuimos a escuchar madres, fuimos a la morgue para dar aunque sea un apretón, más no se puede en estas circunstancias. Aunque una de los integrantes de la revista sea psicóloga y nos haya dicho: ¿Qué se dice en éstas circunstancias, qué se puede decir?
Nada, dijimos, ayudar y dar un abrazo.
Por ello vamos a transcribir un pequeño escrito de un gran poeta argentino, Carlos Kuraiem, participante también de este encuentro, y se lo vamos a dedicar a Néstor que cambió el país de un plumazo y con su vida, y a todo lo que todavía nos falta por recorrer lo vamos a dejar en manos de Cristina, pero, eso sí, todos juntos.

Lírica

Todo lo hacés bien y cantando
como si no tuvieras que cargar
con el peso de un hombre a tus espaldas
o como si llamaras a otro con tu canto.

    La redacción

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s