CARLOS DARIEL (Argentina)

Carlos Dariel
Carlos Dariel (1956)

ENTROPÍA HUMANA

“Es difícil imaginarse hasta qué extremo
puede ser adulterada la naturaleza humana”.

Fedor Dostoiewski
Nadie podrá expresar con exactitud lo que sintió aquella madre la mañana que le trajeron, perfumado, a su hijo recién nacido.  Era un hermoso bebé, su piel rosada y suave tenía la frescura de un cielo adolescente y sus ojitos bailarines ponían la vida en movimiento.
Poco a poco conquistó el corazón de quienes se acercaban a conocerlo, su simpatía era capaz de despertar la ternura en el más duro de los hombres y su sonrisa era el arma de seducción más eficaz. Todo en él era agradable, diáfano, nadie podía resistirse a tomarlo en brazos para llenarlo de besos y admirar su candor.Cuando cumplió su primer año de vida, el orgulloso señor Videla cursaba a sus allegados la invitación al bautismo de Jorge Rafael.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s