CARLOS NORBERTO CARBONE, poesía

Carlos Norberto Carbone

Cazadores

El camarógrafo se acerca al león
es encantador ver el entusiasmo por su toma
cada vez más cerca de la presa.

El poeta se acerca al poema
es encantador ver el entusiasmo por sus palbras
cada vez más cerca de su presa.

El camarógrafo sigue al león.
El poeta sigue al poema.

El león merodea y de reojo mira supresa
el poema merodea y de reojo siente
el calor de su presa.

El camarógrafo se queda sin aliento
cuando el león avanza sobre él.

El poeta se queda sin aliento
cuando el poema entra en él.

El león salta sobre el camarógrafo.
El poema salta sobre el poeta.
El camarógrafo lo huye.
El poeta no.

(poema del libro Áspid)

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s