Poema de Oscar Morales Aguilar (El Salvador, 1940)

Remembranzas  (Mi niñez)

Las frías mañanas del volcán de Los Naranjos
despiertan al cipote retozón que busca muchas frutas.
Entre las espinosas zarzas brinca audaz sobre los zanjos,
sin temor a los reptiles, a las arañas y oscuras grutas.

Los primeros rayos del astro rey evaporizan de la tierra,
a la escarcha que el bicho rompe con su novel energía.
Mientras los cortadores de café bajan cantando de la sierra,
buscando surcos, para colmar sus canastas con alegría.

El cafetal perfuma con su fruto de oro color carmín
al viejo boquerón del Lamatepec y a sus heladas montañas.
A lo lejos… se oye un silbido por la mata de jazmín.

Luego… un dulce grito: ¡Hijo! ¿Dónde estás?
El niño corre tiritando con sus frígidas entrañas,
para recibir el calor materno en las cumbres de la paz…

Anuncios

7 Comments

  1. bueno que decir este poema me traslado en espíritu a mi tierra y que linda forma de recordar la niñez y el arduo trabajo y como metafóricamente también se relaciona a la búsqueda de la paz tan anhelada por nuestros pueblos con el calor que podemos encontrar en el abrazo materno.

  2. buenisimo poemo muy ethnico y orundio de tal lugar, fascinante narrativa la del poeta que sin uno conocer mucho el lexico regional lo expresado se entien y muy grafico…..me fascina simplemente…

  3. Bellisimo poema como siempre todo lo que leo me encanta felicidades y que sigas asi que todo es bello lo que compartes gracias . Oscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s