LA ISLA JUNCAL

La Isla Juncal es un barco verde encallado en la desembocadura del río Uruguay, entre el Guazucito, del lado argentino y Carmelo del lado uruguayo, frente mismo donde naufragó en el 62 el “Ciudad de Buenos Aires”. Allí nació y vive, hace unos 90 años, doña Julia Lanfranconi…

Dibujo de Adrián Di Constanzo

que en 1915 comandó el barco “El tiempo lo dirá”, estableció en la isla un saladero y ahora sobrevive como guardabosque, título que heredó de su padre. Vive sola doña Julia, entre árboles y juncos y nutrias y carpinchos. Todos los 19 de junio los amigos de la vieja surcan el río y el invierno y desembarcan en la isla para festejar su cumpleaños. Y entonces se recuerda toda su historia y en un día de vino y mate ella se renace y transcurre histórica hasta los 90. Jamás pasa de allí. Tal vez por eso se mantiene viva. Porque esos 90 jamás llegan exactos o si llegan los pasa de largo. Ella más bien ha empezado a descontar desde los 90, de manera que, en lugar de envejecer, la vieja de la Juncal, como se la conoce, rejuvenece. Este último 19, frío y nuboso, los amigos de ambas bandas volvimos allí. A nadie se le ocurrió pensar que la vieja hubiese podido no estar. Estaba. Acaso estaba de memoria, nada más para
que nosotros pudiésemos seguir viviendo y celebrando. Del lado argentino llegamos a bordo del “Windsbraut”, barco forastero que capitanea mi amigo Marcelo Gianelli, gran trota ríos. “Windsbraut” quiere decir “novia de los vientos”. Por lo tanto, supongo, de este amargo sudeste que acaba de levantarse y que enarbola río grueso y en unas horas, sin duda, cubrirá la isla. La casa de la vieja quedará sola, fundada sobre el agua, guardiana de este enorme territorio del silencio.

Mientras el barco se aleja, después de la última copa, el último abrazo, escribo en la rumorosa cabina que cruje como un mueble viejo estas simples líneas que, naturalmente, dedico a doña Julia Lanfranconi que ahí queda remontándose sobre el agua, sola, hasta el otro invierno cuando volvamos para

  De Balada del Álamo Carolina
Haroldo Conti, Tomo II.
Biblioteca Página 12

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s