CRÍMENES COLONIALES II, de Diego Grillo Trubba

GUKA estuvo en la presentación de la novela de DIEGO GRILLO TRUBBA, “Crímenes Coloniales II”. Antes del evento quiso conocer el perfil de esta escritura que, por la seriedad y maestría con la que está encarada, vale acercarse a quien estuvo detrás, a su escritura y cuidado.

Diego Grillo Trubba

Guka: Nos gustaría saber cómo empezaste a escribir, cómo te dio por esto de la litearatura, en fin….
Diego: Yo empecé a escribir de muy chico, pero cierto ritmo de escritura lo empecé a tener, cuando tenía doce o trece años…no era muy bueno, aunque, si, me acuerdo del momento en que decidí ser escritor. Fue leyendo “la ciudad y los perros”. Se había realizado un concurso de masturbación en el hospedaje donde hicimos el viaje de egresados de la primaria y cuando leí, pensé: “mirá Vargas Llosa,  está contando cosas que me pasan a mi”…aunque todavía no sabía lo que implicaba escribir como Vargas Llosa, obviamente. Y bueno… empecé escribiendo y tuve la suerte que los padres de mi mejor amigo eran editores y profesores de letras Jorge Laforgue y Nora Dottori. Le mostraba a Jorge mis escritos los domingos cuando él nos llevaba a Parque Rivadavia, y me acuerdo que al término del secundario, cuando nos entregan los diplomas estaban los padres de él y yo había dicho que iba a estudiar letras. Ahí los padres de Martín, mi amigo, me dicen, ahora vos, ¿qué vas a estudiar? Letras, digo, y me dicen: “pero ¿vos qué querés ser?. Escritor, digo. Y me contestan: “cualquier carrera menos letras”. Yo ya había ido a algunos talleres literarios. Hubo dos que fueron los que más me ayudaron. El de Diego Paskowsky por la disciplina de trabajo y después, muchos años después, el de Jorge Maestro, el guionista de televisión, él me puso las cosas mucho más en claro, lo que hasta ese momento era intuitivo, él lo ordenó.  Bueno…por ahí, así empecé a escribir. Diego, fue el primero que dijo esto está mal…y que a mi me sirvió mucho… Porque si uno no es conciente de los errores que comete es muy difícil que avance. Ahí bajé el ego y después me analicé… Luego me anoté en la carrera de Comunicación Social, y el padre de mi novia en ese entonces que era director de canal 13, me dice. ¿Vos qué querés ser? Periodista, digo. Y me contesta: entonces, cualquier carrera menos Comunicación Social. Seguí sociología.

Guka: ¿Sos periodista?
Diego: Si trabajo de periodista. En espectáculos.

Guka: ¿Te gusta espectáculos?
Diego:  La sesión me encanta. No me sentiría cómodo en cultura, porque yo produzco y no podría hacer periodismo de lo que produzco. Pero algo hago, podría estar, si en cultura.

Guka: ¿Cómo llegaste a la novela?
Diego: Siento que cuando quiero narrar es demasiado para un cuento y por lo general se me ocurren más ideas de novelas que de cuentos. Incluso se me ocurren ideas de series de novelas. “Crímenes Coloniales” a mi se me ocurrió como una serie, no era una novela, lo que tiene que ver con métodos de trabajo. A mi me importa más la narrativa que la lírica, por ejemplo, me gusta más el fervor de una historia que la forma en que está contada. No desdeño la otra escuela, pero a mi me gusta más eso, como lector y como autor.

Guka: Esto de que te guste más “lo que se narra” a “cómo se narra”, habla de tu fervor por Vargas .Llosa, ahora te voy a hacer una pregunta: ¿leiste a Margueritte Duras?
Diego: No.

Guka: Te lo pregunto porque por ejemplo en “El amante” hay algo para decir, hay una historia para contar, pero también hay una lírica. ¿Es distinta la escritura de una mujer que la de un hombre, para vos?
Diego: Si si claro. Me parece que a la mujer le cuesta, quizá sostener la estructura narrativa, al hombre le cuesta muchísimo mas hacer una metáfora o una buena imagen. Me parece que uno apunta más a las acciones y el otro a las sensaciones y esto tiene consecuencias en cómo se escribe.

Guka:En tus talleres dictás cuento y novela. ¿Cómo hacés el taller de novela, me parece complicado, no?
Diego: Sí, es complicado, no tomo alumnos que vengan con una novela ya escrita. Tengo una metodología que hasta ahora ha servido: Partir del momento, de la idea y del dilucidar, qué es lo que se quiere contar, y qué es lo que está movilizando al autor a escribir. Pregunto, ¿cuál es el tema de tu novela?, ¿qué es lo que vas a no decir en tu novela pero que va a estar presente en ella?. Una cosa que me enseñó Jorge Maestro, fue que él decía esto de que los actores dicen, “no… el personaje empezó a crecer y…” No, uno decide por dónde va el personaje y uno decide por donde va…. Y tratar de hacerse cargo que vas a hablar de esto. Primero escribime un ensayo de aquello que vas a escribir y luego hacés la novela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s