Marisol Vera Guerra

Publicado: 3 agosto, 2016 de admguka en Marisol Vera Guerra
MARISOL VERA GUERRA
I
hay mujeres que viven dentro de una casa
esto puede parecer normal
completamente lógico
porque
para eso sirven las casas
para ser habitadas por Ellas
     los geranios que colorean el patio
     la luz dormida sobre el azulejo
     el dosel amarillo de la cama
     el gato que gobierna el tejado
     las jardineras     el pórtico     la cerca
     sólo están ahí como el reflejo de un pez
                              en la superficie del agua
el otro     animal sin concha    llega a la mitad del día
a vaciar la jarra de leche en el lavamanos
a ensillar el caballo y a pulir las aldabas
mientras Ellas abrazan las paredes como madreselvas
soportando el peso exacto de la construcción
     el aire que sube por la tubería es su sangre
                                  livianita
                   oscura        tibia        al menos
hasta que la cáscara del tiempo se desgaja
                                       del libro de su autoría: Gasterópodo
Que MARISOL VERA GUERRA es una poeta joven se dice fácil, que es humilde como sus versos en minúscula y que es multifacética también. Pero mi sensación de leer a una chamana de la literatura, de sentir la palabra encarnada es otra historia…
 
Su maternidad como parte de su destino forestal es de un hechizo que supera la alquimia femenina.
Marisol es como una imagen fractal de la mujer y del ser humano, su actividad creativa pluridisciplinaria, su conciencia de aunar su familia, sus roles y su vocación artística con amor, responsabilidad y sencillez la convierte en deidad de varios brazos y un gran corazón.
 
Tuvo la gentileza de contestar varias preguntas para que la conozcamos en su vida privada y laboral-creativa. Sus palabras valen más que mis elogios. (Le siguen más poemas, biografia, comentarios-reseñas y mas poemas.)
He aquí sus respuestas que publico tal y como me las contestó, con amor, agradecimiento y respeto:
¿Eres escritora de carrera o has seguido alguna carrera?
Soy licenciada en psicología. Mi formación como escritora ha sido esencialmente autodidacta, desde niña. En la década pasada formé parte del taller de literatura ARGOS que impartía la Doctora en Letras Ana Elena Díaz Alejo, en Tampico, Tamaulipas, donde vivía. Ella me ayudó a conocer herramientas formales de escritura, me mostró a diversos autores y alimentó mi pasión por las artes.
¿Vives de la literatura? O ¿Cuál es tu ocupación?
, vivo de la literatura, aunque no sólo del acto de escribir. Tengo una editorial. Soy editora, tallerista, ilustradora, y obtengo mi sustento del conjunto de diversas actividades relacionadas con la literatura, la edición y las artes visuales. Además, debo admitirlo, muchas personas son generosas conmigo y aparecen en mi vida como hadas madrinas que me impulsan a seguir creando.

 

¿Con quién vives y dónde? ¿Te acepta tu familia como escritora?
Vivo con mi esposo y nuestros tres hijos, en Monterrey. Él viaja a menudo por lo que la mayor parte del tiempo estoy únicamente con mis niños de 8, 3 y 1 años. Mis padres y hermanos residen en otro estado. Crecí en el seno de una familia tradicio
nal en Tantoyuca, Veracruz. Desde niña manifesté interés por la literatura y mis papás parecieron aceptarlo, incluso alentarlo (mi papá en su mocedad tuvo el sueño trunco de ser escritor, ya de adulto ha compuesto canciones y
acrósticos), pero no vieron las artes como una verdadera profesión a la que dedicaría mi existencia, creyeron que sería profesora de primaria, con una vida parecida a la de ellos y que incluso me quedaría en el pueblo donde crecí. Que mi familia comprendiera mi decisión de dedicarme exclusivamente a la literatura no fue fácil, sobre todo cuando me convertí en madre, me presionaban mucho para que eligiera un oficio más “formal”; para mi madre especialmente fue duro que yo no me convirtiera en lo que ella quería; afortunadamente esa etapa de lucha y presión ya pasó, hemos madurado juntos y el amor ha prevalecido sobre las diferencias.
En cuanto a mi esposo, él adora que yo sea poeta, pero durante nuestros primeros años de matrimonio

Presentación Gasterópodos

 batallé para que comprendiera mis compromisos como escritora, por ejemplo, asumir una publicación o leer en un foro, lo cual él veía como banalidades como si lo único importante fuera escribir y no publicar; actualmente eso también ha cambiado, él respeta y alienta mis decisiones y, debo decirlo, es una de las figuras centrales de mi mitología literaria.

Mis hijos, a pesar de ser tan pequeños, se involucran mucho en lo que hago dentro del arte, los tres dibujan conmigo, el mayor que es bastante bueno (y creo que me superará muy pronto) es mi crítico más eficaz. Además, poetizo a menudo mis vivencias con ellos, de modo que sus risas, sus llantos, sus jalones de pelo son parte de la materia prima de mi escritura.
¿Cuándo decidiste que eras escritora?
Cuando tenía doce años. Antes de eso yo quería ser científica.
¿Qué fue lo primero que recuerdas haber escrito? ¿A qué edad?
Un poema para mi abuela materna, a los siete años; el segundo poema fue para mi madre a los ocho. Recuerdo haber escrito muchos cuentos, una pieza de teatro y hasta un intento de novela antes de terminar la primaria. Además, tenía mi propio periódico fantástico, en hojas de máquina inventaba noticias y las ilustraba. También dibujaba cómics sobre mi vida cotidiana.
¿Quién te ha influido en tu vida literaria?
Yo diría que quien primero me hizo querer ser poeta no fue un literato sino un científico: Carl Sagan, su libro Cosmos cultivó parte de mi pensamiento básico: el universo es poesía. Ya en un plano más formal me influyeron fuertemente tres autores que leí al final de mi niñez: Edgar Allan Poe, Gustavo A. Bécquer y Oscar Wilde. Después, en la adolescencia, García Márquez e Isaac Asimov. Al comienzo de mi vida adulta Arthur Rimbaud, Franz Kafka, Hermann Hesse, William Blake y Sylvia Plath. Además dos libros han sido de manera cíclica mi fuente de imágenes: El Quijote y La Odisea. A quien más recurro hasta la fecha sigue siendo Poe. Lo adoro.
Otras grandes influencias que he tenido en mi proceso creativo son el cine de Ingmar Bergman y la obra de Van Gogh.
¿Qué temas son tus preferidos? Y ¿cuáles géneros has incursionado?
Escribo poesía, ensayo, cuento, novela, dramaturgia; también experimento con dibujo, videopoema, performance… es difícil hallar un género que no me llame la atención, siempre estoy tratando de aprehender todas las formas posibles de expresión.
Escribo, principalmente, sobre mi realidad inmediata, lo que conozco, lo que vivo, a menudo transfigurado a través de la imagen poética. En el caso del ensayo me gusta hablar sobre ciencia, educación y acerca de la obra de otros escritores.
¿Tienes hábitos para llamar a tus musas, alguna rutina? Como poner música, etc.

No, para nada, con tres niños pequeños en casa sería muy poco práctico depender de las musas y de los rituales. Yo siempre estoy inspirada, siempre tengo algo qué decir, lo que no siempre tengo es el tiempo o los recursos materiales para construir la obra que está en mi cabeza, aun así, escribo constantemente. Yo escribo y dibujo con una bebé pegada al pecho y otra trepada sobre mi espalda, mientras mi hijo platica conmigo y se cuece el arroz. Escribo en la estación de metro, mientras espero en un consultorio, hasta en la sala de parto, en todos lados pues. Es la música del mundo la que escucho de fondo.
¿Qué es lo próximo que te gustaría escribir?
Una novela de terror, es un género que siempre me ha fascinado, pero no lo he desarrollado.
¿Te sentiste diferente, bien, o como, después de publicar por primera vez?
Me sentí muy contenta y cada nuevo libro me da mucha alegría.
 Nacional de escritores Jóvenes Conarte

¿Qué le dirías a alguien que quiere publicar su primer libro?

Que primero se asegure de que eso es lo que él quiere decir, que esa es la manera en que se quiere representar ante un público lector; si bien es importante hacer caso a la crítica, también es esencial, a mi juicio, que el autor se sienta cómodo en sus letras. Quizá nunca estará del todo satisfecho, esa insatisfacción es parte del impulso para continuar escribiendo, pero sí puede tener una percepción aceptable de lo que ha escrito y asumir esa responsabilidad.
Publicar me parece parte del proceso de creación, porque un libro es el final de un ciclo creativo y el umbral de un ciclo nuevo. No necesariamente debe publicar en el soporte tradicional, ahora están las redes sociales, los blogs, otras plataformas que me parecen igual de válidas que el papel. Quizá el riesgo es que al quitarle la formalidad a la publicación también se puede perder objetividad. Publicar no nos convierte de manera automática en escritores. Ser autor de un libro o de un texto no nos inviste de arte, para ello se debe tener disciplina, entonces también le sugeriría no dejarse arrastrar fácilmente por las trampas del ego. Cultivar el criterio y la sobriedad hacia uno mismo.
A veces he visto que la energía creativa se atora o se congela porque el escritor no le da salida a su escritura, la cual siente como algo que poco a poco va dejando de representarlo. Publicar puede ser un acto muy liberador.
Le diría que no sea tan aprehensivo, que todo fluye, no necesita haber acabado el libro perfecto para sacarlo a la luz.

con la poeta colombiana Luisa Isabel García
¿Qué otras artes practicas?
Aparte de la literatura, el dibujo, es algo con lo que complemento a veces mi escritura. También he participado de manera experimental en teatro y performance. Todo finalmente lo relaciono con la poesía.
¿Hay algo más que quisieras decir y no te he preguntado?
Sólo agregaría las gracias por tu tiempo y tu amabilidad al darle un espacio a mis letras. Espero que encuentres en ellas algo digno de mencionarse. Un abrazo cálido.
Marisol Vera Guerra
MINOS
a punto
veo dormir a mis hijos
pequeños guisantes blancos      envueltos por la calma
cíclica
matemáticamente
ensamblados al continente del cuerpo
                                                      roja bocanada de aire     
Haku
que me rasgó un paisaje (su horizonte de pájaros azules)
Morgana
que sólo tiene un mes     no necesitas más quiero decirle
para qué
               estamos bien así
               tú     recién salida de la fragua
               yo con mi cabeza intacta
quién diría que mis manos desmenuzarían estrellas
     en la nieve    
pero aquí no hay nieve
apenas un collar de hueso    
la sonrisa eterna y deliciosa de los desposeídos
que infaman la calle con sus amores
      los chanates se pasean por mi jardín    
      reyes de un país donde los cuervos han enmudecido
      no logro entender su lenguaje
      algo sobre mujeres y decapitaciones:
                         todas unas putas
bajo las rocas arde
la risa solemne de los escarabajos
                                         –antes una flor blanquísima
                                           se deshojó entre mis labios–
ahora
voy perdiendo el ansia de volar
detesto mi reflejo
                        inútil geometría en un pozo de mercurio
pronto las ondas tomarán su curso
y mis niños seguirán sonriendo      
cosidos a la esperanza     
jalo hacia mi pecho el hilo de su alma
como Ariaghne
              pobre        pobrecilla                
              aguardando al amante
              que vendrá con sangre de toro en los puños                  
¡tantos siglos!
y las mujeres seguimos quedándonos dormidas a la orilla del océano
NUCIS
he hallado una nuez
muy cerca de mi casa    
entre guijarros que pulen la orilla del agua
                           pequeña y sola
autocontenida en su mundo
                                                            sola
como la falange en mi dedo meñique
se la he obsequiado a mi hijo
él la estrella contra el suelo y dice te acuerdas mami
     cuando partíamos nueces
     en nuestra otra casa      con un tubo rojo
     eran tan duras como ésta
     y también sabían a tierra
el aire nos traía noticias del desierto
lo cuervos llegaban a instalar su graznido en la ventana
pero no había nogales     ni mariposas
ningún lecho donde Heráclito soñara
lo veo claramente
ahora
que el sol se desliza por el puente San Antonio
y  el fruto seco se destroza
bajo el peso de un zapato

Performance: Ayotzinapa


LA VERDULERÍA DE LA ESQUINA
de pie junto
al muro que aísla mi calle del resto del cosmos
veo salir a los niños
hacia la mañana     el futuro sobre dos ruedas
y un hada madrina hermosa
pasan frente a la verdulería
donde los hombres cargan bultos llenos de tiempo
     cajas con algo parecido al amor
van disponiendo la verdura fresca
sobre un tapiz     
      las papas aquí     las lechugas allá
constelación de estrellas vegetales
a guisa de dios organizando un ajedrez magnífico
y yo
sobre el tejido roto de la realidad
devoro la radiación de risas (su destello)
esperando a que las mesas vuelvan a quedar vacías
a que el sol se haga negro
y nadie más emerja de este agujero
                              entonces mi cena estará lista
                              con un merengue de larvas
                                        del libro de su autoría: Gasterópodo

Casi sobre el final del año, más precisamente el 19 de Noviembre, en MU Punto de encuentro, se presentó el tercer poemario del escritor Eugenio Polisky: DESDE EL FONDO.

Eugenio nació en E.E.U.U y creció en Argentina.

El libro y el evento fueron dedicados al desaparecido escritor Adolfo Zutel.

Pamela Terlizzi Prina, a cargo de la bienvenida, resaltó las virtudes del autor:

Eugenio es un escritor y actor extraordinario, caracterizado por su humildad y generosidad.

Luego leyó el prólogo del escritor Sebastián Olaso, del que transcribo el siguiente fragmento:

En la poesía de Eugenio Polisky hay , además, espacios donde leer algo que no está escrito. Eugenio escribe con más que palabras: las páginas de sus libros como lienzos donde el lugar que ocupa una palabra y el lugar que no ocupa ninguna palabra tienen algo que decirnos…

La escritora argentina Liliana Diaz Mindurri, en cuyos talleres se formara el autor, estuvo a cargo de los comentarios del libro:

No es un libro sencillo dijo: De todas formas esto no debe preocupar al lector. El libro de Eugenio “se siente “, por lo que cada uno podrá hacer su propia interpretación.

En la contratapa Álvaro Olmedo hace un resumen :

En desde el fondo Eugenio Polisky nos propone una obra con una trama abierta, inacabada, y acaso por eso mismo, impactante y sugerente, ¿Y qué es la poesía si no un hueco de palabras que de insinuar nos muerde la calma?

Serás vos, lector, el que concluya estos poros enhebrados con seda. Y ahí, sin duda, sentirás la tensión de la trama…

Hay dos maneras de emprender el viaje a través de DESDE EL FONDO, capítulo a capítulo o como una unidad de principio a un fin que no parecería tal.

Sorprende la puntuación, recurso que el autor maneja con extraordinario sentido de la oportunidad.

Los silencios y las palabras cobran una importancia novedosa en este libro, por lo que recomiendo fervorosamente su lectura. Cada nuevo libro de Poilisky es un apasionante descubrimiento.

Osvaldo Víctor Fernández.

Entrevista a Luis Mey

Publicado: 3 agosto, 2016 de admguka en Luis Mey

Ante todo LUIS MEY, felicitaciones por esta invitación de la BIBLIOTECA NACIONAL. Razones no faltan para que te hayan nombrado en el lugar de conducción para que los que deseen escribir y no tengan los medios para pagar un taller privado, lo hagan.
La revista Guka, que durante diez años fue auspiciada por la BIBLIOTECA NACIONAL, quiere hacerte algunas preguntas para que, quienes la siguen, aún desde fuera de la frontera de Argentina, sepan que nuestros escritores, tienen esta suerte y además esta posibilidad: la de que alguien que con sus logros llegó a un lugar de prestigio en las letras Argentinas, pueda conducirlos en el camino elegido.
Para ellos van estas preguntas.
*¿Cómo se inicia tu carrera en este horizonte infinito que tiene la escritura?¿a qué edad te diste cuenta que tenías algo en común con el deseo de escribir?
A los quince estaba más perdido que ahora. Pero apareció un amigo que me dijo que todo lo que contaba podía escribirlo, que me convenía escribirlo, así, en forma de cuento. Y con todos los errores (magnánimos, por supuesto) y el nivel paupérrimo con el que se puede contar, bueno, al menos me di cuenta que no había número que cuantificara cuán perdido estaba en todo. Así que la respuesta es a los quince. Y la pauta, desde entonces, es esa: lograr que exista un número legible para medir cuán perdido estoy.
*¿Quiénes fueron tus maestros en ese debut?
¿Literarios? Ninguna escuela: aparecieron libros, nada más. Podía salir un Stephen King, un Soriano, un libro de autor desconocidísimo que editaron por ahí en Uruguay. Cosas. Carteles publicitarios. Pero, como siempre, como en casi todos, la limpieza paciente de la cera del oído es lo que nos marca. Cuando las palabras tocadas por la lengua que mejor las toca llegan a uno y uno las absorbe, entonces estamos para hacer algunas cosas sobre la hoja. Pero creo que no haber tenido un rumbo fue una suerte para tener una paleta de desastres varios, una experiencia de lectura variada, fabulosa y terrorífica, que nutre a veces de lo que necesita el que quiere escribir: saber cómo lo hacen los que saben y saber a qué pileta seca se tiraron los que no.
*¿Dejaron marca esos maestros? ¿Cuáles?
Que hay que tener paciencia. Que publicar un libro no es un mérito: el mérito, en escritura, es escribir un texto que nos deje satisfechos. La publicación, después, es abrir la puerta a terceros. Un encuentro maravilloso que, por fortuna, culmina cuando hay que volver a escribir. Que, incluso, el mejor encuentro entre lector y autor se da cuando el autor no está, de ningún modo, involucrado en la experiencia de efecto, el momento de lectura, del lector. Podrán hablar luego, seguro, pero el momento del efecto es tan personal y solitario como el momento de la escritura. Y ambos son los más fabulosos.
*¿Te gustaba leer? ¿Qué tipo de lecturas?
Me gustó leer desde que descubrí la lectura y la escritura. Las descubrí muy de la mano. Me gustaba vaguear y estar tranquilo a la noche, porque era el único momento donde había silencio. El resto del tiempo, al menos en esos momentos, había gente, y la gente que me rodeaba gritaba mucho y estaba muy nerviosa y estaban muy cagados a palos por las cosas del contexto y las falsas inyecciones que les vendían.
*Contanos algún episodio de tu infancia que te haya marcado para entrar en la letra.
Que me hayan dicho estúpido no menos de nueve millones de veces.
*Elegí algunos escritores de la nacionalidad que te guste para sugerir a los futuros escritores su lectura y por qué.
Si los consiguen, dos: una, mujer, Agota Kristof y su magnánima “Claus y Lucas”. Otro, William Goyen por “De ángeles y hombres”, difícil de conseguir, pero maestro del cuento a la altura de Chejov y Cheever.
*En la actualidad se escribe y en varios formatos, ¿te gusta algún formato en especial?
Creo que las mejores cosas no son las que se publican. En la divulgación hay un deseo que mejora las cosas para un común denominador, un colectivo que difunde y se apropia de ello. Pero creo que hay cuadernos escondidos y libretas, y anotaciones al margen que, de tener el poder, me sumergiría en eso más que en cualquier otra cosa. Manos de autores y autoras que andan por ahí disparando a escondidas las mejores líneas.


Siempre voy a escribir. Con un palito en una playa perdida. Como sea. No es menos efímero el libro que la escritura con el palito en la playa. Pero que me alejaría, me alejaría. De hecho, me alejo: siempre que puedo escribir pensando en ese momento en que me sentaba en la mesa que había improvisado con una vieja máquina de coser y un cuaderno y una birome, entonces soy feliz. Y ese momento no era otra cosa que la sensación de libertad más pura, el punto más lejano de concreción del sueño donde todo podía suceder. Esa adrenalina, ese recuerdo, es lo que me salva. Lo que me sienta a escribir.
Muchas gracias por tu tiempo, por tu talento, y también feliz y próspero camino el que vas a emprender.

Lo nuestro – Arnoldo Sagastizado

Publicado: 23 junio, 2016 de admguka en Arnoldo Sagastizado

LO NUESTRO
(Arnoldo Sagastizado)
¡Hebra de silencio! Luz que palpita
En el corazón de una flor,
Y que acampa sin reparo para llamarse:
¡Lo Nuestro! Caricia calzada de suspiro.
Bufanda de abrigo donde juega el centauro
¡Y danza la salamandra!

¡Es lo nuestro! Un remo incunable,
Una barca de cristal, una mirada que abraza
El alma nos cobija,
Un sueño descalzo sobre nubes de algodón.
Un blanco perseguido y perseguible.
¡Un libro de dos que entienden su lenguaje…!

¡Es lo nuestro! Puntal de aliento desbocado,
El beso de la tarde y el suspiro de la noche,
El pulso que vuela para entregarse,
La barra de vino donde se ahogan las penas,
La senda secreta que conoce nuestros gustos,
Estadio interminable,
Donde la muerte no existe, ¡Es lo nuestro!
La ilusión de cien ojos al futuro.
El portón afable que a la aurora besa,
Espada de alivio que a las sombras corta,
Mirada urbana que no se olvida,
¡Es lo nuestro! Perfume castizo,
¡Beso ciego que en el alma no cabe…!

¡Es lo nuestro! Enjambre de locura
Que le teme a la razón ¡Es lo nuestro!
¡Un mundo sin gravedad y un tiempo sin reloj!

texto2

Imagen  —  Publicado: 17 junio, 2016 de admguka en anuncios

Nombramiento de embajadora cultural

Publicado: 17 junio, 2016 de admguka en Ester Monke, Monica Aramendi

(Desde Miramar. Escribe Ester Monke para GUKA)

Mónica Aramendi fue declarada “Embajadora de la Cultura de General Alvarado” el pasado 8 de junio. Abogada y escritora ha editado libros de poesía, histórico y novela.
Accedió a responder las siguientes preguntas para conocerla más.

─¿Qué significa la poesía en tu vida?
─La literatura y en especial la poesía para mí es la voz misma. La palabra creadora. Creadora de mundos posibles e imposibles. Es la forma de resignificar la vida, es mi esencia. Muestro o entrego en forma de palabras y a la vez es el mundo y a la vez es el mundo todo, que se muestra ante mis ojos y cada cosa tiene un significado diferente.

─¿Cuáles son los temas que te inspiran?
─Son temas universales. Se ha escrito sobre todo, pero los que asoman cada vez que suena en mi alma una frase o una imagen tienen que ver fundamentalmente con el dolor de la existencia, con las contradicciones del transcurrir, con los recuerdos y lo perdido. Aunque he escrito sobre el amor, es sobre el amor perdido. Escribo acerca de aquello que habita en lo más profundo de mí. Inconsciente o conscientemente asoma cuando tomo una lapicera o quizás, cuando eso asoma tomo la lapicera.

─¿Con qué genero te identificás?
─He escrito cuentos y una novela sin editar, en toda mi escritura hay recursos que deviene de la poesía y eso es algo que no quiero evitar. La lírica dada por las imágenes, las metáforas me gustan mucho, para decirlo claro, muchísimo. En toda mi escritura estoy yo, Nada ha sido escrito por moda, ni por encargo, es mi manera de sentir la vida.

─¿Qué recuerdo relaciona tu infancia con la literatura?
─En mi casa había una gran biblioteca, fui bastante lectora de poemas. Mi abuela me leía en inglés y aunque no entendía todo, la musicalidad de las palabras me enamoraba.

─¿Desde cuándo escribís?
─Empecé a escribir más allá de los cuarenta años. Fue un impulso inconsciente. Salvo algún tiempo que mi salud me lo impidió. Retomé con más ganas la escritura y la lectura de grandes poetas.

─A propósito de poetas ¿Quiénes fueron tus referentes?
─Alejandra Pizarnik, Olga Orozco, Emily Dickinson, Girondo, Huidobro. Miguel Hernández, Bajarlía y tantos otros… En narrativa amo profundamente a Tizón, Abelardo Castillo, Thomas Mann, y los clásicos que leí de chica: Homero y luego Shakespeare, Ibsen y demás. Casi siempre le doy preferencia a la poesía, aunque no excluyentemente, porque me da la sensación de elevación del alma.

─Si tuvieras que decir ¿Qué es escribir para vos?
─Para mí escribir y fundamentalmente leer es esa elevación del ama que me da placer absoluto.
Libros editados por Mónica Aramendi: Regiones compartido con 3 escritores (1995); Tríptico en Alfa (1998); Eternas pariciones (2003); Puzzle novela experimental entre 10 autores. (2003); Detrás de los rostros (2005); Encerrada entre libertades Premio Nacional de Poesía (2006); Cuatro miradas compartido con tres escritoras (2007); Encerrada entre libertades (2007); Donde anida la luz (2008); La estación de los vientos (2011); Me escribieron un mundo (2012); Mar del Sud – historias de ayer y de hoy libro histórico en coautoría con Osvaldo Aramendi(2013); La piel del abismo (2014); La noche era un jardín(2015); MUJER (2016)

Desde los sitios f.b. de las coordinadoras: Alicia Solda Mazzini y Mari Guerreiro (Fragmentos)
Un poquito antes del ingreso al invierno, que parece haberse adelantado, volvió “Por quien doblan las palabras” en su ciclo 2016. Nuestros encuentros no estarán atados al calendario, sino al deseo y la posibilidad de generar ensambles diversos entre la literatura, la música y los amigos. Ayer 21 de mayo nos abrió generosamente sus puertas la ESCUELA DE EDUCACIÓN ESTÉTICA DE MORÓN “XUL SOLAR”, y se produjo la magia de ese encuentro entre literatura, música y amigos. El tema convocante fue Tango y Literatura. Abrió la reunión la narradora oral Adela Alonso, expresiva contadora de historias y gran amiga!
Para referirse a los poetas que le dieron tantas inolvidables y bellas letras al tango y a los compositores musicales, disertó con precisión histórica y hondura literaria el escritor David Sorbille. Los impecables textos leídos, contextuando a los autores en su momento histórico y en su compromiso con la cultura popular, hicieron honor al tango como expresión de nuestra cultura ciudadana, una porción de historia social, poética y musical de la que se nutre nuestra argentinidad. Muchas gracias David por leernos tus textos donde indagación histórica y poesía pusieron de relieve los valores de poetas como Homero Manzi y Homero Espósito!
La emoción de los presentes continuó fluyendo ante la semblanza que la escritora y poeta Silvina Crespo realizara de la figura inolvidable de Tita Merello. Igualmente los bellos poemas de Silvina nos conmovieron!!! Muchas gracias Silvina!!!
Tuvimos la inmensa alegría de contar con la participación de “La de Tango”, Orquesta De Tango Del Conservatorio de Moron, dirigida por el genial Javier Gonzalez. Un recital que dio al auditorio toda la emoción, la potencia rítmica, la riqueza de las letras y de los arreglos musicales, de los tangos interpretados y cantados, que serán inolvidables para quienes pudimos compartir este encuentro. ¡Muchas gracias a todos los integrantes de “La de Tango” y a su comprometido y generoso director!!!!!!!!! La magia musical ya tiene nombre!!!!
Momentos de Micrófono abierto. Riqueza literaria con el aporte de nuestros amigos y amigas en la literatura. Muchas gracias: Mauro Rastelli Polanco, Elida Ines Bravo, Benjamín Pérez, Dora Susana Zurlo Ucha, Susana Orlandi, Sara Streit,Maria Angelica Cabanillas, Paulina Burgueño, Fermin Burgueño y amigas poetas de Moreno, por compartir con nosotros el amor por la literatura!!!

“Construiré para el mañana” Abre brazos y abrazos… en cada poema , en cada relato, en cada trazo una caricia
“Todo lo que puedan leer en los libros es producto de vivencias…Lo que más me ha motivado a escribir son momentos difíciles de mi existencia…Pelusa está en distintos estados de ánimo y en distintas circunstancias, me expreso así. Lo hago porque me hace bien, mucho bien, me sana…me sale dibujar, me saje la poesía , me sale expresarme de esa manera” dice Viviana Cassasa, en la apertura de la presentación de su libro: “Gatito manchado y sus amigos dibujados” el 5 de mayo de 2016, en la Biblioteca Municipal Palacio López Merino en Plata, organizado por Claudia Edith Baldoni y dirigido por Jorge Macció.
Cuando la palabra se junta como en este caso, desde la obra de Vivi, con la imagen, la intuición, lo autodidacta que “le sale” a modo de sanación y nos sana a nosotros. Cuando la autora sabe que no va emitir para que el otro reciba así no más, si no que el lector recibe con la misma intensión intensidad con que ella vuelca en cada texto, en cada pupila-ojitos ternura, en cada bigote de cada gato…y cuando a cada gato le da mirada y dedicación de su hacer, que recibe el lector:
“Un gato me explica su vida
comprende mis secretos,
hoy puedo entenderlo casi todo
el tiempo unificado y pétreo.
Hay magia en el aire del recuerdo
el mago ha cambiado
el lodo en cemento
en él navego…
sin peligro de hundimiento”
Viviana Casassa le da color, forma, emoción a cada personaje y cada acción-ficción, desde un género muy difícil La Poesía, porque en sus relatos también prima su versado latir y convida con trama, vivencias, secuencias, saber del dolor, de las alegrías , sueños y corazón de aventura inquieto:
“A veces su caballo abría la cerca y venía a su lado, le respiraba en la nuca, resoplaba, se movía tanto que levantaba polvo y Pablo se enojaba porque ¡necesitaba tiempo para entender el funcionamiento mecánico! Para poder cuidarle y usarlo para ir más lejos.” De su cuento: El Caballito corazón.
Pelusita, Pitágoras, son Vivi también, personajes “humanos” como ella, que trabaja y corrige mucho, su arte literatura; es atenta, lee a los otros, en sus sitios facebook como en la vida, vuelca y comparte todo de todos y para todos. Los sitios virtuales no son distintos de las personas que lo perfilan y configuran. Y son tan reales y necesarios como vivir en esta era, con lo que implique , como podamos.
En sus obras respira cada trazo y deja respirar o recrear lo cotidiano, estilo de su amor “Construiré para el mañana” escribe e invita al que quiera compartir su obra, porque siempre alguien quiere…ir por más.
Clo Claudia Migliore.
Desde Guka Revista de Arte y Literatura. Directora Alicia Digon
Gracias por las fotos a Maria Mercedes G y Alfredo.

 

Los caminos de Alfredo Alcón de Mario Gallina (Prosa American Ediciones), se presentará el próximo sábado 28 de mayo a las 19 Hs. en el Teatro Municipal Abel Santa Cruz (Av. 9 N° 1250, Miramar), con entrada libre y gratuita.

En dicho acto se proyectará el video de montaje Alfredo Alcón, el dueño del sol, sobre idea y dirección de Julio Uyúa.

Se referirán a la obra el Padre Hugo Segovia y el autor del libro.

Conducción: Hernán López.

Auspicia: Miramar. Municipalidad de Gral. Alvarado

EL LIBRO SE VENDERÁ A PRECIO PROMOCIONAL EN ESTE ACTO.

Mario Gallina recupera la presencia viva de Alfredo Alcón, al indagar en críticas, crónicas, programas teatrales de mano, películas y entrevistas -preexistentes e inéditas- que le permitieron dar prioridad al pensamiento y a la palabra del inolvidable intérprete argentino. Un acercamiento variopinto al artista y al hombre.

Prestan su voz más de cuarenta personalidades del espectáculo que trabajaron con él, desde Norma Aleandro a Nuria Espert; de Osvaldo Bonet a Agustín Alezzo y de Inés Estévez a Juan Gil Navarro, pasando por pasando por Mirtha Legrand, Jorge Vitti, Rubén Szuchmacher, Marta González, Leonor Manso, Antonio Grimau, Thelma Biral, Luis Brandoni, Beatriz Spelzini, Cristina Banegas, Sergio Renán y Graciela Borges, entre muchos otros.

Gallina cuenta con amenidad y rigor cómo y por qué la figura de Alcón cobró singular dimensión en el teatro (Recordando con ira, Israfel, Las brujas de Salem, Hamlet, La muerte de un viajante) y en el cine (Un guapo del 900, Martín Fierro, Boquitas pintadas, Nazareno Cruz y el lobo), sin olvidar su paso por la radio, la televisión y los discos.

Con prólogo del Dr. Jorge Dubatti; texto de contratapa de Javier Daulte y un riquísimo material fotográfico, el lector recorrerá el apasionante periplo artístico de uno de los más grandes actores de habla hispana.

============

Mario Gallina

Historiador e investigador de cine y teatro argentinos. Cursó estudios secundarios en Miramar, su ciudad natal, donde sigue residiendo. Egresado de la Escuela Municipal de Arte Dramático de Mar del Plata, establecimiento en el que, más tarde, cumplió funciones como profesor.

Autor de Carlos Hugo Christensen, historia de una pasión cinematográfica (1998); De Gardel a Norma Aleandro. Diccionario sobre figuras del cine argentino en el exterior (2000); Osvaldo Miranda. El comediante (2001); Querida Lolita. Retrato de Lolita Torres (2006); Virginia Luque. La estrella de Buenos Aires (2013); Estoy hecho de cine. Conversaciones de José Martínez Suárez con Mario Gallina (2013). Coautor de Nuestras Actrices, Primer Acto (1998); Nuestros Actores I (1999); Hugo del Carril: el compromiso y la acción (2007); Los cines de América Latina y el Caribe. Parte 1 -1890-1969- (Cuba; 2014).

Se desempeñó como jurado en importantes festivales internacionales de cine y ha colaborado en diversas publicaciones del país y del exterior.

Obtuvo los premios “Teatro del Mundo” (Universidad de Buenos Aires); Premio Municipal de Literatura de la Ciudad de Buenos Aires; Premio Florencio Sánchez (Casa del Teatro); Faja de Honor de la SADE, entre otros.

Para más informaciones dirigirse a:

Mario Gallina

Celular: (02291) 15 41 79 96 (CLARO)

www.mariogallina.blogspot.com

miramario@infovia.com.ar

gallinamario@yahoo.com.ar

Anuncios Julio 2016

Publicado: 27 mayo, 2016 de AZ en anuncios

concurso 2014